10 consejos para tratar a un niño con TDAH

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)
10 consejos para tratar a un niño con TDAH

Si tu hijo se distrae fácilmente, pasa de una tarea a otra, no presta atención cuando se le habla, actúa sin pensar en las consecuencias, no puede permanecer quieto, su actitud es imprevisible, miente, habla excesivamente, no obedece las órdenes y tiene dificultades en la escuela, es posible que su niño padezca de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). El TDAH un síndrome conductual, según estimaciones, afecta entre un 5% y un 10% de la población infanto-juvenil, más frecuente en varones. Representa entre el 20% y el 40% de las consultas en los servicios de psiquiatría infanto-juvenil. Generalmente se detecta cuando el niño ingresa en la escuela y se ve reflejado en las dificultades de aprendizaje y en la relación que mantiene con sus compañeros de escuela. Este trastorno debe ser tratado tanto en el niño como en los padres.

Aquí te presento algunas valiosas recomendaciones:

  1. Consulta con un especialista (psicólogo, psiquiatra, neurólogo, entre otros). Este realizara un diagnostico de la situación para descartar las causas u otros trastornos asociados. Es fundamental que sea un especialista el que de la última palabra porque muchas veces todos (familias, profesores, etc.) desean opinar y creen tener un diagnostico basado en sus experiencias pero no necesariamente es lo correcto.
  2. Trasmítele tranquilidad. Es común que los padres se sientan impotentes, cansados y algunas veces hasta irritados por el comportamiento de su hijo hiperactivo. Pero es necesario que toda la familia permanezca tranquila, y traten de mantener el equilibrio para transmitirle estabilidad emocional
  3. Ponle límites. Los límites son necesarios en todos los niños, pero cuando se trata de niños hiperactivos, estos tienen que ser aun más firmes, ya que suelen tratar de transgredirlos continuamente. Es por ello que se recomienda mantener una actitud firme en relación con los limites
  4. Cuando tu hijo muestre mejoras en su comportamiento y su actitud frente a determinadas situaciones, premiarlo. Hazle saber que notaste su cambio.
  5. Debes tener tiempo. Si tu hijo es diagnosticado con este trastorno debes invertir tiempo de calidad en él. Los niños hiperactivos tienen grandes dificultades para poder centrarse y enfocarse en una tarea durante largos períodos, es por ello que resulta necesario que lo acompañes en esos momentos y aún ayudarlo con sus tareas diarias, escolares, etc.
  6. Reúnete con sus maestros. Trata de ver la evolución que está teniendo en la escuela, demuéstrale tu interés a su profesora y
    pídele que te mantenga informada. Su profesora puede tener una visión más general de como se relaciona con sus compañeros y de sus avances académicos
  7. Uno de los mejores tratamientos para la hiperactividad es el ejercicio de alto rendimiento. El ejercicio ayuda a la liberación de la energía, promueve en el centro de atención y estimula ciertas hormonas y neuronas. Además, es divertido, que garantiza la continuidad durante toda la vida.
  8. Estimulado y no uses palabras que lo avergüencen en público. Muchos niños quieren ser más molestos producto de la rebeldía. Que tu hijo sepa que lo amas y lo respetas.
  9. Se justo y razonable. Cada niño tiene un potencial para ciertas cosas y para otras no. Como buen padre debes evaluar con precisión cuales son las habilidades de tu hijo y cuales sus debilidades. Si tu hijo no es el mejor en matemáticas pero si en deportes debes exigirle más en las actividades físicas. Mientras mayor sea el potencial en un área mayores los niveles de exigencia y a menor potencial más comprensión y ayuda.
  10. No siempre es TDAH. Hoy en día el niño es catalogado y encasillado rápidamente con este “problema” si se muestra muy activo. Pero la realidad es que los niños de hoy reciben una gran cantidad de estímulos que los vuelven mucho más sensibles y dinámicos en su vida cotidiana. Los niñ@s han evolucionado y definitivamente no son como los niñ@s de antes ¿mejores o peores? No! Solo diferentes, la cuestión es: si han evolucionado y siguen haciéndolo, ¿nosotros como padres lo hemos hecho?, ¿realmente estamos mejor capacitados para tratarlos y educarlos?, ¿Nuestro sistema educativo ha evolucionado?, por que pareciera que muchos padres se quedaron sin tiempo, ni fuerzas y herramientas y optan por lo más fácil “Es que mi hijo sufre de hiperactividad o déficit de atención”.

Recuerda; “Corrige a tu hijo mientras hay esperanza, pero no desee tu alma causarle la muerte”. Proverbios 19:18

Psic. Lorena Liendo

Psicólogo – Orientador

F.P.V.: 6.422

La Lcda. Lorena es parte del equipo de orientadores y talleristas de familia de FUNDAMICOM. Si deseas contactarla te invitamos a que revises FUNDAMICOM Sede EEUU dando click aquí o directamente a su número telefónico 404 7172857 o a su correo psicolore2002@hotmail.com

¿Qué te pareció la reflexión?, ¿Qué tema te gustaría que abordaramos próximamente?, te invitamos a dejarnos tus comentarios. Tus palabras son importantes para nosotros